sponsor

sponsor

Slider

Imágenes del tema de kelvinjay. Con tecnología de Blogger.

Papantla

Poza Rica

Costa

Tuxpan

Policiaca

» » » Sin personal médico el Hospital Regional “José Buill B.” en Papantla

Urge cubrir guardias nocturnas y los fines de semana

Por Eleazar Martínez

Papantla, Ver., 24 de Septiembre.-Ante la falta de capacidad, pero sobretodo de sensibilidad, por parte del director del Hospital Regional "José Buill B.",  Óscar Manuel Pulido Espinosa, se pone en riesgo la salud de decenas de pacientes que acuden en busca de atención médica, la situación se complica durante las noches y los fines de semana principalmente, por lo que la falta de atención en el nosocomio es una constante, al igual que las quejas por parte de los familiares y de los propios cuerpos de socorro que encuentran dificultades para poder ingresarlos.


Debido a la falta de personal médico general y también de especialistas, decenas de pacientes son rechazados sin importarle al personal que ahí  labora la vida de quienes llegan en busca de atención, pues muchos de ellos son de escasos recursos económicos y al ser rechazados en el mencionado hospital se quedan en la calle con sus familiares enfermos, convirtiéndose en una pesadilla la situación por la que atraviesan  ya que en la mayoría de los casos no cuentan con los medios para trasladarlos a otros nosocomios.

Es de señalar que los casos se cuentan al por mayor, principalmente cuando se trata de personas de escasos recursos, que vienen de alguna comunidad o de los municipios de la Sierra Totonaca, pese a contar con el Hospital Regional de Entabladero, el cual se encuentra en peores condiciones que el de esta ciudad,  cabe añadir que quienes también  sufren esta  mala  atención en el Hospital Regional “José Buill B.”, son las personas de la tercera edad y mujeres embarazadas, por lo que en más de una ocasión las parturientas han dado a luz en los baños o pasillos de esa institución de salud pública que ha venido de más a menos.

También hay quejas porque los pacientes y sus familiares reciben además de malos tratos, reclamos e incluso discriminación por parte del personal de enfermería, de trabajo social e incluso de los mismos médicos que cubren guardias en días festivos o fines de semana, incluso en horario normal, los familiares  de los pacientes aseguran que la constante es negar la atención a la población que arriba con alguna emergencia al Hospital Regional “José Buill B.” y el director Oscar Manuel Pulido Espinosa, no atiende las quejas debido a sus constantes ausencias.

Pero además no sólo la ciudadanía sufre por la manera de operar en este hospital, sino también esa situación la padecen los paramédicos de las diversas corporaciones que trasladan a heridos y a enfermos, quienes aseguran que la mayoría de las ocasiones les impiden bajar a los pacientes de las ambulancias o una vez estando dentro del área de urgencias los obligan a sacarlos, bajo el argumento de que no hay espacio o que no hay personal médico que los atienda y se la pasan dando vuelta con los pacientes, ya sea heridos o enfermos, sin importar que algunos de ellos sean de gravedad.

A pesar de que recientemente, el Gobierno del Estado realizó una importante inversión en el Hospital Regional “José Buill B.”, para ampliar el espacio en el área de urgencias y para dignificar las instalaciones para que con ello se pudiera ampliar la capacidad de atención y se dejara de rechazar a los pacientes, sin embargo la atención empeora, el caso más reciente se vivió el fin de semana,  cuando paramédicos de Protección Civil acudieron a brindar atención a una mujer que fue apuñalada, trasladándola al citado hospital, en donde en forma deshumanizada se negaban a recibirla bajo el argumento de que no había anestesiólogo, ni cirujano y tampoco espacio para brindarle atención.

Sin embargo al personal de guardia del Hospital no le importó que la mujer se estuviera desangrando, por lo que ante la insistencia de los paramédicos aceptaron ingresarla, pero obligaron a los elementos de la corporación municipal a introducirla con el carro camilla de la ambulancia, misma que les fue devuelta seis horas después, por lo que durante todo ese tiempo la ambulancia se vio obligada a permanecer en el patio del nosocomio, ya que los médicos no les devolvían a los rescatistas su equipo que les resulta indispensable para atender emergencias.

Esa situación mantiene molestos tanto a los familiares de los pacientes, como a los diversos grupos de emergencia, tanto oficiales como particulares, quienes señalan que es necesaria la intervención del Jefe de la Jurisdicción Sanitaria número III, Roberto Guillermo Torres Arcos, para que acuda a ver lo que pasa en el Hospital Regional “José Buill B.”, para que se garantice la atención de los  pacientes, sobre todo durante los fines de semana y días festivos, que es cuando  los pocos especialistas que hay se ausentan, dejando pasantes de medicina a cargo de la institución, lo cual es un riesgo.

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua