sponsor

sponsor

Slider

Imágenes del tema de kelvinjay. Con tecnología de Blogger.

Papantla

Poza Rica

Costa

Tuxpan

Policiaca

» » » Hay luto en el mundo de las artes con la muerte del muralista Teodoro Cano

Fue el máximo exponente de la cultura totonaca

Por María Elena Ferral

Papantla, Ver., 23 de Abril.-El mundo de las artes se encuentra de luto, con la muerte del máximo exponente de la cultura totonaca, el muralista pintor y escultor, Teodoro Cano García, quien falleció este martes a la edad de 87 años, en la Capital del Estado, en donde radicaba, dejando un gran legado con obras importantes de su creación, pues fue un apasionado de su cultura y es autor de más de sesenta murales en diversas partes del Estado y del país, entre la que destaca su más grande obra, el Mural a la Cultura Totonaca que inició en 1976 y concluyó en 1979.


Otras destacadas obras del muralista, son el Monumento al Volador y un Mural en el Hospital “Rafael Lucio”, en Xalapa, otra más en el edificio de la Sección 3º en Poza Rica y en las propias instalaciones de la Universidad Veracruzana, de donde fue director de los Talleres Libres de Artes, en su natal Papantla, lamentando en diferentes entrevistas, el deterioro y abandono en el que se encontraban algunas de sus obras, de las cuales pidió su rehabilitación, en una de sus últimas entrevistas con este medio externó su deseo de crear un mural más en esta ciudad, pero ya no se concretó el proyecto.

El mágico artista veracruzano, Teodoro Cano García, nació en el barrio del Zapote en esta ciudad de Papantla, un 29 de mayo de 1932, realizando los estudios de educación básica en su ciudad natal y su formación académica como maestro en Artes Plásticas, en la Academia de San Carlos de la Universidad Nacional Autónoma de México de 1947 a 1951, durante este periodo, cada año recibió el diploma al primer lugar de aprovechamiento por haber obtenido el más alto promedio de su generación.

Entre sus logros, en 1952, le fue otorgada la Medalla Justo Sierra y el diploma correspondiente, así como un premio extraordinario de aprovechamiento al mejor pasante en la carrera de maestro en Artes Plásticas de la Academia de San Carlos, mientras estudiaba, sirvió como ayudante de sus maestros Diego Rivera y José Chávez Morado, en los murales de Ciudad Universitaria, ubicados en el estadio olímpico, en la biblioteca y en los edificios de la Facultad de Ciencias de la UNAM.

En el año 1953, realizó su primer mural Historia del petróleo en el teatro-estudio de la radiodifusora XEPR, en la ciudad de Poza Rica, en 1966, con su obra La tempestad, obtuvo el segundo y tercer lugar otorgado por la prensa, el público, la crítica y los estudiantes en el concurso de pintura del Primer Salón de Pintores Veracruzanos, celebrado en la Galería Municipal de la Ciudad de Veracruz, en los años setenta, siendo director de la Escuela de Artes Plásticas de la Universidad Veracruzana en Xalapa, organizó la Primera Confrontación Nacional de Escuelas de Artes Plásticas con la participación de las más importantes del país.

En ese entonces contó con la presencia de distinguidas personalidades de la crítica del arte y una exposición de más de 3,000 obras presentadas en el Teatro del Estado de dicha ciudad, además, inició un programa de muralismo en el medio rural, en el que involucró a estudiantes para contribuir con su formación académica, razón por la que en 1974, fue nombrado por el Presidente de la República, coordinador del Movimiento Nacional de Muralismo y Expresión Plástica en el Medio Rural.

El artista papanteco también realizó murales en Veracruz, Campeche, Yucatán, Tamaulipas, Coahuila, Sinaloa, Quintana Roo y Colima, siempre de la mano de estudiantes de las escuelas de Artes Plásticas de cada estado, como docente, se distinguió al ser director de la Facultad de Artes Plásticas de la Universidad Veracruzana, también fue fundador y estuvo a cargo de los Talleres Libres de Arte de la UV en Papantla, por más de 40 años fue maestro de pintura y dibujo, labor reconocida en 1989, al otorgársele el diploma y la Medalla al Mérito de Docencia y Promoción del Arte por la Universidad Veracruzana.

El trabajo del muralista Teodoro Cano García, abarcó la pintura, la escultura, el grabado, el dibujo y la ilustración de libros, destacándose por sus murales y obras escultóricas, talento heredado de su padre que fue grabador, pintor, escultor, impresor y tallador, su fuente de inspiración estuvo basada en sus raíces, en su pueblo, en la cultura totonaca y en toda la riqueza artística y natural de esta región, incluidas sus tradiciones y costumbres, sus restos serán trasladados a Papantla, su tierra natal, su orgullo de vida.

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua